CRÓNICAS DE RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

¡¡POR FIN A SEGUNDA DIVISIÓN!!

Desde hace tiempo, sobre todo desde el 1 de octubre, he esperado pacientemente este momento. La UD Las Palmas ya está con un pie en la Segunda División de la Liga Española de Fútbol. Aún faltan cinco partidos para terminar la competición; o sea, hay 15 puntos en juego por lo que matemáticamente no está dicha la última palabra por cuanto su inmediato rival está a 14 puntos (14 puntos por arriba). La UD Las Palmas necesitaría ganar todos los partidos y su inmediato rival (por arriba) perderlos todos. ¡Sólo un milagro podría salvar del descenso a la UD Las Palmas! Pero como soy ateo, no creo en fenómenos divinos. Ahora voy a explicar por qué estoy contento y triste a la vez.


La UD Las Palmas es un equipo de fútbol perteneciente a una sociedad privada, cuyo máximo accionista es Miguel Ángel Ramírez Alonso, socio empresarial de Carlos Sosa Báez (novio de la jueza-diputada de Podemos Victoria Rosell Aguilar). Presidente-propietario de la UD Las Palmas y presidente-propietario de la empresa Seguridad Integral Canaria, cuya gestión ha sido un fracaso a pesar de los favores recibidos de la Administración Püblica gracias a sus vínculos con el Partido Popular; más concretamete, por sus relaciones con el ex ministro José Manuel Soria López. La empresa Seguridad Integral Canaria dejó de pagarle durante meses el sueldo a la mayor parte de su plantilla. Huelgas de hambre; manifestaciones; demandas en los tribunales de justicia.

"¡Qué coño me importa la UD Las Palmas si mi familia no tiene qué comer!".

Indignación creciente en la sociedad canaria. ¡Pero! El "patriota" hispanicus Miguel Ángel Ramírez Alonso, el 1 de octubre del 2017, se sacó de la chistera una broma patriotera y obligó a los jugadores de la UD Las Palmas a jugar en el Nou Camp (el día de la celebración del referéndum en Cataluña) con una banderita española en la camiseta del equipo. ¡Quién coño es Miguel Ángel Ramírez Alonso para identificar a la UD Las Palmas con un determinado credo político! Las UD Las Palmas tiene seguidores españolistas y separatistas; machotes y maricones; mujeres y hombres. No se puede discriminar a nadie y menos para agradecer el indulto concedido por el gobierno de Marianico Gürtel de Bárcenas tras haber sido condenado por un delito urbanístico. ¡Qué vergüenza! Por esta razón (por esta doble razón de empresario discutito y delincuente indultado sin fundamento) no puedo estar más feliz con el descenso a Segunda División de la empresa de Miguel Ángel Ramírez Alonso. Si pensaba vender la UD Las Palmas a un comprador chino; ahora va a ganar menos dinero.


Sin embargo mi felicidad se ha convertido en tristeza cuando he pensado en Victoria Rosell Aguilar. Ella no puede ver ni en pintura a José Manuel Soria López (amigo de Miguel Ángel Ramírez Alonso), pero como Miguel Ángel Ramírez Alonso es socio de su novio Carlos Ramonicto Sosa Báez... ¡Por Dios, basta! A esta señora la van a volver loca entre uno y otro. ¡Ay, si Antonio Machín levantara la cabeza! ¡Qué bonita canción iba a componer! Media canción dedicada a José Manuel Soria y media cancion a Miguel Ángel Ramirez. Vicky, de verdad, lo siento mucho. A ver si la UD Las Palmas la próxima temporada no desciende otra categoría más. Ya estuvo en Segunda División B y a punto de desaparecer del mapa. ¡No le deseo eso al patriota Miguel Ángel Ramírez Alonso ni por supuesto a tu novio!

NEGOCIO REDONDO DE LAS LICENCIAS DE RADIO

EMPRESARIO AMIGO DE PODEMOS Y DEL PARTIDO POPULAR

CARLOS SOSA BÁEZ SOCIO DEL AMIGO DE SORIA


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES