CRÓNICAS DE RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

TERTULIANOS EN LA FAUNA DEL PERRIODISMO

Cuando el periodismo deja de comunicar noticias veraces, objetivas y contrastadas se convierte en perriodismo financiado por los fondos de reptiles del poder económico o del poder político (generalmente este segundo está a las órdenes del primero). Perriodismo desinformativo y perriodismo opinativo-cacatúa. El perriodismo desinformativo (a través de la censura o la manipulación de la información) tiene como objetivo remarcar la idiotez de los cerebros relalajos y el perriodismo opinativo-cacatúa nutrirse como rémoras del perriodismo desinformativo para llevarse a la boca un plato de macarrones con salsa de tomate Orlando.

El perriodismo trabaja a través de ratas y ratoncillos. Los primeros son jefes de redacción (filtradores de noticias) o moderadores de tertulias en radiotelevisión y los segundos forman un subgénero de papagayos o tertulianos sin neuronas o con algunas neuronas pero sin un duro (tres céntimos de euro) en el bolsillo. Hablan de todo sin saber de nada. Sin embargo son muy cotizados por las ratas para rellenar programas de radio y televisión de varias horas de duración. Se levantan temprano y leen todos los periódicos habidos y por haber para, a la hora de la tertulia, repetir como papagayos (de ahí el nombre de perriodismo opinativo-cacatúa) todas las boberías leidas en la prensa matutina, unas veces en la cocina desayunando, otras en el guaterclose mientras cagan.

El perriodismo opinativo-cacatúa o garbancero (por la necesidad de un potaje de legumbres para no repetir todos los días el mismo menú de macarrones con salsa de tomate) podría elevar un peldaño en la escala mediática si los tertulianos o ratoncillos fueran capaces de profundizar en su conocimiento; hacer un esfuerzo por leer un poco más a fondo y no superficialmente. Nadie tiene la obligación de saber de todo, pero sí el deber de ser estricto en la humildad. Todo el mundo saldría ganando, y ellos los primeros por ganarse la confianza de los ciudadanos. No se puede hablar de Venezuela sin haber pisado nunca Caracas ni tampoco de brevas con nata sin haber practicado submarinismo entre las piernas de una mujer.

Ratoncillos unidos por los macarrones con salsa de tomate, dejen de hacer el ridículo, y sobre todo no se hagan cómplices de los guerreristas, asesinos y genocidas.

"En EEUU como adviento de la primavera cada año la marmota sale de su hibernación de manera inexorable. En España no tenemos ese bicho pero proliferan personajes que se repiten más que el pepino con la misma cantinela día tras día. Siempre hablando de lo mismo y los comentaristas y tertulianos aburriendo y acongojando a la parroquia. El tertuliano sin neuronas es un alma pequeñita que lleva a cuestas un cadáver". Juan José Benítez de Lugo y Massieu.

RATONCILLO NO SEAS CÓMPLICE

RATAS ASESINOS COBARDES ESCUCHEN


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES