CRÓNICAS DE RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

MARÍA TERESA RODRÍGUEZ DEL TORO

Bernardo Rodríguez del Toro nació en Teror (Gran Canaria), el 18 de mayo de 1675, hijo del capitán de las Milicias Provinciales de Canarias Blas Rodríguez del Río y Mayor y de Catalina del Toro de Heredia y Estupiñan. Antes de finalizar el siglo XVIII emigró a Venezuela. Sin perder de vista sus plantaciones de café, cacao y caña de azucar también cultivó las relaciones con la sociedad criolla de Santiago de León de Caracas, donde contrajo matrimonio con la hija del Tesorero de la Real Hacienda; Procurador General del Cabildo y Regidor del Ayuntamiento de Caracas, Paula-Graciosa de Istúriz y Ezquier de la Guerru Azpeitza y Santiago, también de origen grancanario por parte materna. ¿Qué pasa de la unión de un ser y otro ser? Que nacieron un montón de chiquillos. El primogénito, Francisco de Paula Rodríguez del Toro e Istúriz, herederó el Marquesado del Toro otorgado por el rey Felipe V a Bernardo Rodríguez del Toro, el 26 de septiembre de 1732, mediante un Real Despacho firmado en Sevilla a cambio de un dinerillo. Francisco de Paula tomó posesión del II Marquesado del Toro en 1740 así como el bastón de mando de la Alcaldía de Caracas y la Gobernación y la Capitanía General de la Provincia de Venezuela. Entre tantos cargos tuvo tiempo además para contraer matrimonio con Maria Teresa de Ascanio y Sarmiento de Herrera, hija de un capitán nacido en Canarias. Casi una docena de retoños parió María Teresa de Ascanio.


Sebastián Rodríguez del Toro y Ascanio, bautizado el 14 de junio de 1739 en la Catedral de Caracas, asumió por prelación hereditaria el título de III Marqués del Toro. Prendado de los encantos de Brígida de Ibarra e Ibarra Herrera, y siguiendo la tradición familiar, la nueva parejita trajo al mundo una doceca de criaturas. Francisco Rodríguez del Toro e Ibarra precedió a todos los demás y por lo tanto heredó el título de IV Marqués del Toro, pero no por mucho tiempo porque se convirtió en la oveja negra de la saga, pues, aun poseyendo la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden de Carlos III, tras casarse con María del Socorro Berrotarán y Gedler, renunció al marquesado y firmó, el 5 de julio de 1811, el Acta de la Declaración de la Independencia de Venezuela, junto, entre otros próceres, a Francisco de Miranda Rodríguez (nacido de madre canaria) y José Luis Cabrera Charbonier, nacido en Las Palmas de Gran Canaria. Murió sin descendencia y sus restos descansan en el Panteón de Caracas junto a Simón Bolívar Palacios, Ezquiel Zamora Correa, José Tadeo Monagas Burgos y José María Vargas Ponce, todos de origen canario. Según una investigación del Instituto Genealógico de Venezuela, la madre de Bolívar, Maria de la Concepcion Palacios de Aguirre y Ariztía-Sojo y Blanco, llevaba sangre guanche entre sus venas por las relaciones del conquistador genovés Cristoforo da Ponte con una aborigen canaria a principios del siglo XVI.


Cuando el IV Marqués del Toro (cuarto y último en tierras americanas hasta su rehabilitación en España el 21 de febrero de 1916 en la cabeza de Pedro Rodríguez del Toro y Peña) contaba pocos años de edad, un hermano de su padre, Bernardo Rodríguez del Toro y Ascanio, emigró a Madrid. En la "Villa y Corte" decidió sentar la cabeza y eligió a Betina de Alayza y Medrano, de origen vallisoletano, para ser la madre de María Teresa. Nació la bisnieta del I Marqués del Toro y futura esposa de del Libertador de América. Después de la boda entre María Teresa Rodríguez del Toro y Alayza y Simón Bolívar Palacios, ambos partieron hacia Venezuela, donde ella murió repentinamente de paludismo. Huérfano a los nueve años y viudo diez años más tarde. Simón Bolívar, mucho después, dijo: "La muerte de mi esposa me puso muy temprano en el camino de la política y me hizo seguir el camino de Marte en lugar de seguir el arado de Ceres". Murió traicionado en Santa Marta.


El 10 de diciembre de 1952, el Ayuntamiento de Teror, a petición del cronista de la Villa Mariana Néstor Álamo Hernández, decidió construir la plaza Teresa de Bolívar, donde se instaló un busto de Simón Bolívar. En Teror, desde 1989, durante las Fiestas de Nuestra Señora del Pino, tiene lugar el Festival de Música Teresa de Bolívar.


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES