CRÓNICAS DE RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

VICTORIA ROSELL AGUILAR

Revuelo en la prensa española tanto por la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia ratificando una condena por enaltecimiento del terrorismo en twitter cuyo autor reenvió un vídeo sobre ETA como por algunos comentarios improcedentes sobre el fiscal general del Estado tras su fallecimiento. En ambos casos ninguna objeción porque las redes sociales no se pueden convertir en una guarida de criminales, bien a cara descubierta, bien parapetados en el cobarde anonimato. ¡Pero! ¿Y cuando el Estado, su presunta Administración de Justicia, le da la espalda al ejercicio del "ius puniendi" en una campaña de terrorismo psicológico donde aparece un "comunicado" falso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en una calumnia publicada en wordpress.com por el cibersicariato paramilitar colombiano dirigido por Carlos Escobar Marín?


Condenado en EEUU bajo la identidad falsa de Walter Frank Pérez por fraude cibernético; buscado en Venezuela por sabotear el servicio informático de PDVSA y demandado en Colombia por varios colaboradores suyos; asimismo vinculado por varias publicaciones con el narcoparaíso colombiano en Argentina y emparentado con el narcoparamilitar "Macaco", Carlos Mario Jiménez Naranjo, y con la "Reina de la Cocaína", Griselda Blanco Restrepo, Carlos Escobar Marín orquestó una campaña de terrorismo psicológico a través de internet (injurias, calumnias, publicación de múltiples perfiles denigratorios con mi nombre y fotografía, sabotaje a mi cuenta en twitter denunciándola por "SPAM" para conseguir su eliminación, amenazas de muerte, coacción a mis proveedores de internet para obligarlos a suspender el alojamiento de mis dominios agenciabk.net, rafaelsanchezarmas.com y agenciabk.com) por mi testimonio contra los ocho años de corrupción y crímenes de Estado durante la Presidencia de Álvaro Uribe Vélez (señalado por la Defefense Intelligence Agency, en un informe fechado en 1991, como el narcotraficante colombiano número 82 en tiempos de Pablo Escobar Gaviria y emparentado con el crimen a través de su hermano Santiago Uribe Vélez, procesado por formar parte presuntamente de la banda "Los Doce Apóstoles", y de su cuñada Dolly Cifuentes Villa, viuda de Jaime Alberto Uribe Vélez, detenida por sus vínculos con el capo del Cartel de Sinaloa Joaquín "Chapo" Guzmán Loera).


El Estado español, su presunta Administración de Justicia, aún no ha hecho nada, y no debería tardar más tiempo porque la credibilidad del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, enlodado en una campaña de guerra psicológica, cada día está mas cuestionada. ¿Por qué el Estado se niega a ejercer el "ius puniendi" si el Tribunal Superior de Justicia de Madrid es ajeno a esa calumnia donde me acusan de haber sido condenado a 26 años de cárcel por abusos de menores? El Estado español, su presunta Administración de Justicia, es cómplicé por omisión judicial porque mientras no desmienta oficialmente ese falso "comunicado" la calumnia (tres años ya publicada en wordpress.com) tiene ante terceros presunción de verosimilitud. La demanda por Responsabilidad Patrimonial del Estado ya está presentada en la Audiencia Nacional, pero no me conformo con esperar años hasta su resolución. "La verdad os hará libres". Y la única verdad es la sospechosa cojera de la Administración de Justicia. Camina rápido en unos casos, pero a trancas y barrancas en otros, y en mi caso ni siquiera eso. Justicia en almoneda. Entre los días 12 y 19 de abril presenté la misma denuncia en los ocho Juzgados de Instrucción de Las Palmas de Gran Canaria denunciando la calumnia. Ninguno ha debido hacer nada porque la misma sigue publicada. Ninguna objeción a la ratificación por parte del Tribunal Supremo de esa condena por enaltecimiento del terrorismo. ¡Pero! ¿Por qué la Fiscalía General del Estado no cumple con su misión de velar por la honorabilidad del Tribunal Superior de Justicia de Madrid? Se trata de una Institución del Estado. ¡Bah!


La denuncia interpuesta el 16 de abril recayó en el Juzgado de Instrucción número 8 de Victoria Rosell Aguilar, frustrada ministra de Justicia de Podemos.

CARLOS ESCOBAR MARÍN CIBERSICARIO PARAURIBISTA

ESPAÑA HUMILLADA POR CIBERSICARIOS Y JUECES ESPAÑOLES NEGLIGENTES

FELIPE VI MAJESTAD LA JUSTICIA ESTÁ MUERTA HAY QUE ENTERRARLA


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES