CRÓNICAS DE RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

Las Palmas de Gran Canaria, grande porque da nombre a Canarias (incluso los habitantes autóctonos de la isla del oeste se llaman canarios gracias a Gran Canaria, Canaria en la antigüedad), es sobre todo La Isleta, y a sus pies el puerto de La Luz (faro del archipiélago) y la playa de Las Canteras (sin alacranes ni arena importada del desierto del Sáhara).

La Isleta, Las Canteras, La Puntilla. Desde La Puntilla a veces se divisa la silueta del volcán Teide y otras el alumbrado nocturno de STC, antiguo embarcadero de la ciudad histórica por antonomasia de la isla del oeste, San Cristóbal de La Laguna, relegada injustamente por el embarcadero o villa marinera (sin rango de ciudad hasta mediados del siglo XIX, cuando Las Palmas de Gran Canaria ya había cumplido cuatrocientos años), a un segundo plano.

Hoy, la calima provocada por la arena en suspensión procedente del Sáhara ha menguado el horizonte oceánico. Desde la plaza de La Puntilla apenas se vislumbra las estribaciones costeras del norte de Gran Canaria hasta donde llegaba la Selva de Doramas, aquel paraíso de laurisilva exterminado a raíz de la conquista española y el sometimiento chicharreo de Gran Canaria tras la destrucción de Las Palmas de Gran Canaria (la ciudad española más antigua de Canarias y América) por la flota holandesa mandada por Van der Does. Más de un siglo permaneció Gran Canaria bajo el yugo de la villa marinera y sin embargo erigida en capital de la "provincia única" de Canarias. La patria de Doramas a merced de la rapiña de la burguesía de la isla del oeste. Pero Benito Pérez Galdos (considerado el segundo novelita en español después de Miguel de Cervantes Saavedra); Fernando León y Castillo (el único político español con un busto conmemorativo en la puerta del Senado) y Juan Negrín López (jefe del gobierno de España y eslabón entre los Premios Nobel Santiago Ramón y Cajal y Severo Ochoa de Albornoz), entre otros ilustres grancanarios, pusieron de nuevo a Gran Canaria en el sitio de antaño.

¡¡Isla del oeste!! Leoncio Rodríguez González nació en la isla del oeste. Un tipo simpático este Leoncio Rodríguez González. Según Julio Yanes Mesa: "Tenía una idea de Canarias, y muy clara. Concebía la región desde una perspectiva descentralizada, cuasi federal con el centro en Tenerife. Siete islas, siete cabildos, con mucha descentralización y la capital en Santa Cruz. Siempre tendió la mano a Las Palmas y siempre mantuvo que había que entenderse con ellos".

¡¡Ave María Purísima!! Gran Canaria, tercera en superficie, cierto, pero primera en historia (hasta Cristóbal Colón rehusó hacer escala en la isla del oeste), en economía (el turismo nació en Las Palmas de Gran Canaria) y en tráfico portuario (el puerto de La Luz ostentó durante una época el segundo puesto del mundo detrás de Nueva York), con Las Palmas de Gran Canaria a la cabeza tratada sin respeto por Leoncio Rodríguez González. Gran Canaria siempre a la vanguardia, incluso en el arte sacro gracias a la obra del escultor grancanario Luján Pérez en la isla del oeste. Miles de fieles en La Laguna, Garachico, La Orotava, Tacoronte, Los Realejos, arrastrando las rodillas hasta el camerino de la Virgen de Los Dolores, San Juan Evangelista, Santa Catalina Mártir de Alejandría, Santa Ana... Gran Canaria tercera en extesión. Pero ¿desde cuándo el delicado permufe se envasa en una garrafa de agua de colonia sólo por ser más grande?

Sentado en la plaza de La Puntilla, justo encima de la Escuela de Vela del Real Club Victoria (equipo de fútbol con el palmarés más grande de Canarias hasta su fusión para constituir la UD Las Palmas), y con el rugido de las olas batiendo en el acantilado, me dispuse a hojear (no sólo ojear) la voluminosa obra "Historia Contemporánea de Canarias". De un tirón me zampé el prólogo:

"La obra que tiene en sus manos viene a completar un vacío en la historiografía del archipiélago, carente hasta ahora de una síntesis en el que aunara el rigor científico y la capacidad divulgativa. El carácter científico y actualizado de esta obra se lo imprime la presencia de un equipo multidisciplinar y solvente de personas de ambas universidades canarias (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Universidad de La Laguna, como se puede comprobrar el primitivo embarcadero o villa marinera carece de universidad aun cuando ostente sin mérito la capital de la isla del oeste), diecisiete profesores e investigadores, que nos ofrecen una panorámica económica, social, política y cultural de la evolución de las islas (...). Bajo el patrocinio económico, tanto en la etapa investigadora como en la editorial, de la Caja de Canarias, y con la sabia dirección y autoría de Agustín Millares Cantero, Sergio Millares Cantero, Francisco Quintana Navarro y Miguel Suárez Bosas (todos grancanarios), se salda no sólo una deuda con la historiografía canaria (...) que deseamos que sea de gran utilidad académica, docente y literaria (...). La Obra Social de la Caja de Canarias que me honro presidir, no podía estar ajena a este proyecto (menos mal que no ha dicho evento) desde que en el año 2008 (...). La Caja de Canarias forma también parte importante de esa historia desde su creación en el año 1939 (...). Entre otros muchos campos, destacado ha sido su activo papel editorial (...). Una relevancia mayor si cabe es la que esperamos si cabe de esta Historia Contemporánea de Canarias por la que hemos apostado y que ponemos al servicio de la sociedad". Juan Manuel Suárez del Toro Rivero.

¡¡Bendito sea Dios!! El papel aguanta todo. No Voy a cuestionar la excelente presentación del libro, pero... Es necesario tratar de nuevo el sospechoso y reiterado "olvido histórico" de los hermanos Millares Cantero (hijos del nebuloso Agustín Millares Sall aunque la propaganda comunista siga intentando vender duros a cuatro pesetas). Agustín Millares Sall, Planas de Poesía, Juan Rodríguez Doreste. Tres nombres para comprobar el "rigor científico" de la obra. Tres nombres causantes de un quebradero de cabeza entre la "intelligentzia progresista" canaria a principios de mayo del 2011 cuando presenté en sociedad, de forma somera, mi obra "Amalia Romero la hija de Alonso Quesada".

¿Por qué los hermanos Millares Cantero ocultan sistemáticamente no sólo la militancia de su padre, Agustín Millares Sall, en Falange Española, sino su puesto como secretario de Prensa y Propaganda como reveló el malogrado pintor Manolo Millares (hermano de Agustín) en su obra "Memorias de infancia y juventud"? Según el periodista Miguel Jiménez Marrero, en su libro "Crónica de medio siglo":

"Una sonada conversión política se producía en este 29 de marzo de 1937. Si lo traemos aquí a colación es por la personalidad del protagonista, a quien la izquierda agasaja y premia después de la muerte de Franco, considerándolo una víctima de la Falange y del franquismo, tal vez por el hecho de pertenecer a una tradicional familia canaria en la que ha abundado prestigiosas personalidades en las artes y en las letras nacionales. Sin embargo las cosas en este caso concreto no son tan sencillas".

¿Qué paso aquel 29 de marzo de 1937? Lean el artículo de Agustín Millares Sall en el periódico Falange (antecesor de "El Eco de Canarias"), conservado en la hemeroteca del Museo de Canario y reproducido en fascimil por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. ¿Por qué ninguno de los diecisiete profesores e investigadores de la obra "Historia Contemporánea de Canarias" no se dio una vueltecita por el Museo Canario ni husmeó en el archivo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria? ¡¡Agustín Millares Sall!! Su nombre está asociado a Planas de Poesía, es cierto, y a Rafael Roca Suárez, quien no se sumó más tarde al proyecto (como han dicho los autores de la obra prologada generosamente por el presidente de la entidad financiadora, sino que fue mecenas del mismo, estuvo desde el principio. ¿Dinero del estraperlo en la financiación de Planas de Poesía? La hijastra, Amalia Romero Suárez (su madre, Rita Suárez Morales, viuda del poeta Alonso Quesada, contrajo matrimonio en segundas nupcias con Rafael Roca Suárez, dirigente del Partido Comunista de España en Canarias), eso me dijo. Ver Investigación post mortem.

Agustín Millares Sall, Planas de Poesía, Juan Rodríguez Doreste. Juan Rodríguez Doreste (ver "Rodríguez Doreste autopsia a un sátrapa"). De mitinero con Eduardo Suárez Morales (hermano de la madre de Amalia Romero) en Telde, en mayo de 1936, con vítores incluidos a la Revolcuión de Octubre (Eduardo Suárez Morales, diputado del PCE, cayó fusilado nada más comenzar el Alzamiento Militar del 18 de Julio), a formar sociedad con el "brigadista del amanecer" Eufemiano Fuentes Díaz (secuestro, tortura y desaparición de antifascistas) y represor más tarde de los moradores humildes de Tres Palmas durante la "guerra del agua". Juan Rodríguez Doreste da nombre a la Agrupación del PSOE en Las Palmas de Gran Canaria. Pregunto sin maldad: ¿Alguien del entorno de DON Jerónimo Saavedra Acevedo empujó a la familia de la difunta Amalia Romero a intentar convencerme por las buenas o por las malas de renunciar a mi obra "Amalia Romero la hija de Alonso Quesada" porque en la misma el Frente Popular de Gran Canaria quedó a la altura del betún? Las Palmas de Gran Canaria, patrimonio mundial del fascismo.

Las Palmas de Gran Canaria, 14 de enero del 2012.

____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES